"Ocúpate del reino del corazón y el resto te llegará por añadidura"
Claudio Naranjo

Biopedagogía y Biocrianza Conscientes, el paradigma de la transformación

Biopedagogía y Biocrianza Conscientes es el nombre que he dado a mis miradas, mi método, un concepto donde el prefijo “bio-” engloba tanto su significado de origen (vida) como el más actual (ecológico). Mi propuesta es, por lo tanto, una pedagogía para la vida, una crianza para un mundo mejor, una mirada desde el corazón, el nuevo paradigma que nos llevará al cambio que cada un@ de nosotr@s y nuestro entorno necesita: el paradigma de la transformación.

¿En qué se basa este paradigma?

Como Humberto Maturana expresa “promover el aprendizaje requiere re-encantar, seducir, complejizar y re-crear la educación, la escuela, la pedagogía y a los actores involucrados en este proceso”. Una mirada donde el autoconocimiento, la autorregulación y la autogestión de las emociones son la clave pues el cambio de actitud de las personas tendrá un impacto directo en la construcción de un planeta mejor.

Y se basa también en toda mi formación (tanto reglada como de manera autodidacta), en mi experiencia profesional en el mundo de la educación y concretamente con niños de diversidad funcional de origen diverso y en el trabajo personal que he hecho a manos de, bajo mi mirada, una de las mejores psicoterapeutas, Pilar Malo de Molina.

¿Qué significa una mirada desde el corazón?

Como bien explica Carlos González, “un maestro de corazón es aquel que guía al niñ@ en su autoconocimiento para que éste pueda conectar con su esencia y creatividad. Y es a partir de la autorregulación y la autogestión de las emociones que cada uno de nosotros podemos llegar a nuestra esencia”. Para ello es primordial que este trabajo personal lo haya hecho con anterioridad el maestro o la maestra, pues sino sería incapaz de acompañar en este camino al niño/a.

¿Qué más   engloba la Biopedagogía y la Biocrianza?

La sistémica, desde donde su creador Bert Hellinger explica cómo cada uno de nosotros tenemos que saber encontrar nuestro lugar en nuestro sistema familiar, comprender las dinámicas familiares y la importancia de los vínculos que creamos para poder mirar y sobre todo sanar aspectos o dificultades personales.

Otros autores y pedagogías me inspiran como Emmi Pikler y sus estudios sobre movimiento libre; las escuelas Reggio Emilia con Loris Malaguzzi como referente; Maria Montessori y su pedagogía de responsabilidad  y autonomía; Rebeca Wild y sus ambientes preparados para cada etapa de desarrollo; Waldorf y su pedagogía hacia la libertad; Tamara Chubarovsky y sus recursos holísticos y terapéuticos para el lenguaje y la comunicación; Francesco Tonucci y sus aportaciones sobre el juego infantil y las ciudades para niñ@s; Hieke Freire y sus aportaciones sobre naturaleza y aprendizaje; la filosofía mindfulness y la Pedagogía de la Interioridad; recursos provinientes de la arteterapia, de los cuentos tradicionales y de hadas; Laura Gutman y sus reflexiones sobre la maternidad y la sombra; Alejandro Jodorowsky  y la psicomagia; Claudio Naranjo y su desafío de proponer la educación holística como vehículo de cambio social a un mundo mejor; la filosofía Access Consciousness; entre otr@s.

¿Qué puede aportar la Biocrianza? ¿Y por qué Conscientes?

Tal y como Xavier Serrano nombra como Crianza Ecológica o ecología de sistemas, sólo puede existir un verdadero cambio social, un nuevo paradigma de la transformación, si de manera paulatina nos hacemos conscientes, responsables del proceso madurativo y psico-afectivo desde la vida intrauterina hasta la adolescencia, apostando por la autorregulación respetando el ritmo de cada niño/a. Lo que en la Escuela Reichiana llaman prevención primaria. Y a la vez trabajar terapéuticamente con esas familias para que no transmitan los patrones culturales-emocionales aprendidos a sus hijos/as.

En definitiva, una mirada integradora, un nuevo paradigma holístico que nos ayudará a volver a conectar con nosotros mismos, a fluir en consonancia con nuestra esencia, con el entorno que nos rodea, con nuestros seres queridos y amigos, con nuestra alimentación y con nuestra salud. Pequeños cambios que nos llevarán a grandes momentos. Mirémonos y miremos al otro con amor.

Esto sólo es el principio de un proyecto que me llena, me ilusiona y me alegra el corazón.

Miradas es una filosofía de vida, la nuestra.

¿Te unes a las   Bio?

Una sonrisa,

firma

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *